Tipo y diagnóstico de varices

Tipos y
diagnóstico
de varices

Tipos de varices

En función del grado de afectación en los pacientes podemos clasificar a las varices, con un fin didáctico, en cuatro grandes tipos:

Varices de Grado 1. Son las denominadas varices capilares o arañas vasculares. Nacen de las varices reticulares y son básicamente un problema estético. Pueden producir algunas sintomatologías en los pacientes, como piernas cansadas o pesadas. Este tipo de varices son fácilmente tratables e indican la existencia de un problemas varicoso que no debemos permitir que se agrave. Suelen ser el tipo de varices en el embarazo.

Varices de Grado 2. Son las llamadas varices reticulares, provocan molestias, dolores y a veces pesadez pero sobre todo generan capilares antiestéticos. Éstas son unas varices mucho más visibles por su prominencia o dilatación. Este tipo de varices pueden y deben ser tratadas lo antes posible para evitar mayores complicaciones de salud.

Varices de Grado 3. Son las varices colaterales. Más abultadas que en los casos anteriores, provocan relieves y molestias importantes (dolor, picores, eccemas, etc.). Se trata de varices antiestéticas con importante afectación y sintomatología. Este tipo de varices suponen un mayor grado de complicaciones para los pacientes y en estos casos , el tratamiento de eliminación es una necesidad.

Varices de Grado 4. Son las conocidas como varices tronculares, ejes o safenas. Existen dos internas o largas y dos externas o cortas que suelen provocar dolores, calambres, flebitis, dermatitis, piel edematizada e incluso úlceras varicosas. El tratamiento de eliminación es completamente necesario, ya que que pueden provocar complicaciones graves para la salud.

Sea cual sea el tipo de variz, el método SOLOVARIZ consigue la completa eliminación de sus varices.

Arañas vasculares

Las arañas vasculares ó capilares, son vasitos que se han dilatado.

Estos capilares ya dilatados nos avisan de una patología previa cuya importancia dependerá de las varices que los provocan, es por ello que ante unos capilares dilatados, debemos diagnosticar el motivo de su formación para poder aplicar un adecuado tratamiento previo. De esta manera, la primera incógnita a despejar es saber si se trata de varices safenas, colaterales ó reticulares.

Una vez analizada, valorada y diagnosticada esta primera cuestión, se podrán resolver de manera efectiva y definitiva estas patologías que siempre van acompañadas de mayores molestias que las meramente inestéticas. En realidad, unos capilares dilatados (arañas vasculares) nos indican que hay algo más alterado en la circulación venosa de retorno. Por lo que es necesario analizar, valorar y diagnosticar debidamente el origen de esa alteración para tratarla de manera adecuada y posteriormente poder eliminar esos capilares ó arañas vasculares

Diagnóstico de las varices

Cuando se hace un estudio de varices para realizar un diagnóstico, el principal aparato utilizado es el Eco-Doppler. También se le denomina Dúplex, ya que en realidad es la suma de dos sistemas de diagnóstico en un único aparato: el Ecógrafo y el Doppler.

Ecógrafo
Realiza un estudio de la forma, de la anatomía de las varices. Nos permite ver los vasos venosos, su recorrido y localización. La situación de las venas nunca es la misma ni tan siquiera en las distintas piernas de una misma persona. Gracias a este aparato y al estudio que nos permite, podremos analizar la dilatación de las venas como primera prueba de la formación de varices ya que las venas son de diámetro pequeño comparado con las varices, que pueden llegar a aumentar el tamaño de venas varicosas hasta en 30 veces.

Si este estudio ya nos induce a pensar que nos encontramos ante una vena enferma (una variz ), no podremos asegurar que nos encontramos ante una vena varicosa (aunque su diámetro sea muy grande), hasta que no nos lo confirme el estudio con el sistema Doppler.

Doppler
Este estudio nos permite visualizar la dirección de la sangre en las venas:

  • Ascendente, es una vena sana que lleva la sangre de retorno hacia el corazón.
  • Descendente, es una vena varicosa o variz, que conduce a la sangre en direcciòn descendente hacia el tobillo.

¿Cómo funciona el doppler?
Este aparato convierte la dirección ascendente de la sangre en un flujo de color, por ejemplo de color azul, y convierte en otro color, por ejemplo rojo, el flujo descendente, informándonos sobre si un vaso varicoso está llevando sangre hacia los pies del paciente al encontrarse éste de pie. Con el estudio y análisis de la información sobre la forma, localizaciòn de las venas y el sentido ascendente o descendente en el que fluye la sangre, se completa un diagnóstico exacto en un 99% de la enfermedad varicosa.

Al realizar el tratamiento de eliminación de las varices basándonos en las indicaciones de ambos sistemas, podremos ofrecer una completa y efectiva solución.

De esta manera, el estudio Eco-Doppler, es el estudio básico para poder realizar un tratamiento de eliminación de varices con garantías y poder evaluar su evolución.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies